Miércoles 19 de Junio de 2024
Textos
   

Historia

D esde hace 30 años, la elaboración del hierro para la construcción ha sufrido profundas transformaciones. La industrialización generó la posibilidad de realizar el corte y doblado del hierro fuera de obra, en centros especializados y con maquinaria de alta producción y precisión.

Los motivos de esta transformación han sido las ventajas comparables con el sistema tradicional de elaboración del hierro (Trabajos manuales con herramientas manuales con grandes plazos de producción, mucho personal, considerables desperdicios de acero, partiendo de acero en barras) en contraste al trabajo industrializado produciendo en máquinas especializadas, de gran producción y última generación (partiendo de acero en bobinas).

La elaboración del hierro en Centros de Corte y Doblado asegura un menor costo productivo, mejora las condiciones financieras, elimina los desperdicios, garantiza la calidad del producto y sobre todo, permite un mejor manejo de la obra, eliminando la necesidad de grandes espacios para el Acopio, otorgando una gran flexibilidad en la coordinación de la Obra, y mejorando los condiciones de limpieza y seguridad.

Asimismo mejora las condiciones a la hora de cotizar una Obra ya que permite conocer el costo cierto del acero, eliminando los costos Ocultos y la variabilidad del rendimientos del personal contratado.

Paralelamente, realizar el trabajo a mano requiere más personal, lo que significa mayor burocracia, necesidad de control y coordinación, plazos mayores (que en una obra, implican más dinero) y todo queda suejto a imponderables subjetivos como accidentes o enfermedades no previstos. Por eso, es interesante conocer algunos beneficios del procesado de acero en centros de corte y doblado.